Tarta 3 chocolates



¡Hola amig@s! ¿Qué tal han ido estas minivacaciones? Bueno, yo en estos días he probado a hacer una tarta que me pasó hace un par de semanas María José, la mamá de un compañero de mi hijo, mientras los veíamos entrenar a basket. Y es que una hora de espera en los entrenamientos da para mucho, ya veis, jeje.

Bueno, esta tarta ella la hizo con la famosa Thermomix, pero yo la hice al estilo tradicional y os he de decir que es muy fácil y la textura es como un flan. Sólo pude hacerle una fotografía, que es la que os he puesto, pues en cuanto partí las raciones voló...Sí, tal como suena...Así que si os decidís a hacerla, podríais enviarme una fotografía de la ración partida y os la publico. Muchas gracias, y ya me diréis qué os parece y si tenéis cualquier duda de los pasos intermedios de preparación me lo decís y os ayudaré con mucho gusto. Un abrazo a tod@s...

INGREDIENTES:

150 g de chocolate negro
150 g de chochocolote con leche
150 g de chocolate blanco
150 g de azúcar (yo no le puse y no se echaba en falta)
600 ml. de nata
600 ml. de leche
3 sobres de cuajada
1 paquete de galletas tipo María
Mantequilla

PREPARACIÓN:

En un molde desmontable colocamos una base de galleta triturada mezclada con la mantequilla un poco derretida. Se puede meter en el congelador unos minutos para que la base sea más consistente o en el horno para que quede más crujiente. Esta vez lo he hecho así, pero otra vez, colocaré sobre la base del molde, las galletas tal cual, pues con la tarta de queso lo hago así y queda muy bien y es más rápido de hacer.

Ponemos a calentar en un cazo, 200 ml de leche, 200 ml de nata y 150 gr. de chocolate negro. Cuando empiece a calentar incorporamos 1 sobre de cuajada y calentamos bien hasta que espese sin que llegue a hervir. Se vuelca sobre la base de galleta.
Repetimos el procedimiento anterior pero con el chocolate con leche: ponemos a calentar en un cazo, 200 ml de leche, 200 ml de nata y 150 gr. de chocolate con leche. Cuando empiece a calentar incorporamos 1 sobre de cuajada y calentamos bien hasta que espese sin que llegue a hervir.
Vertemos esta mezcla sobre el chocolate anterior. Un truco que me comentaron y que funcionó es echar la mezcla sobre un cucharón colocado hacia abajo, para que caiga con menos fuerza, es decir, en forma de cascada, y así que no se rompa o deshaga la base de chocolate negro sobre la que echamos la segunda mezcla. Y este procedimiento lo tenemos que repetir igual cuando echemos el último chocolate (el blanco).
Por último, ponemos a calentar en un cazo, 200 ml de leche, 200 ml de nata y 150 gr. de chocolate blanco. Cuando empiece a calentar incorporamos 1 sobre de cuajada y calentamos bien hasta que espese sin que llegue a hervir.
Y se deja cuajar todo en el molde, hasta que esté un poco frío y se mete en la nevera.
Yo la adorné con chocolate rallado de los tres tipos, espolvoreado por encima.

Esta tarta está mejor si la dejáis hasta el día siguiente en el frigorífico, para que cuaje bien.

4 comentarios:

  1. Fui una de las que ayudó a que la tarta desapereciera y os puedo asegurar que valió la pena arriesgarse, sin duda lo volvería hacer. Ñagobe

    ResponderEliminar
  2. Hola! Gracias por tu comentario, pero ya sabes que yo encantada de compartir mis "experimentos" jeeje. Me alegro de que os gustara. Ya sabes, anímate a hacerla y quedarás muy bien. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. El tema del chocolate, se compra en tableta verdad? nada de en polvos y esas cosas. Es que esta semana voy hacerla para que la familia y mi novio la prueben. Un besote y gracias

    Ana

    ResponderEliminar
  4. hola ana el chocolate es en tableta que puedes comprar en cualquer supermecado.espero que te guste la tarta y a tus invitados.geacias por visitar mi blog,un beso.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y dedicarme unas palabras...

Imprimir