Merluza a la Florentina



¡Hola a tod@s! Ya lo sé, cuánto tiempo,¿eh? Bueno, ya sabéis que ando de aquí para allá y no tengo mucho tiempo de sentarme en el ordenador, pero en fin, una hace lo que puede ...
Hoy os presento una receta que tenía muchas ganas de preparar y es es un plato que solía pedir cuando comía en el Bar Manolo y Boro de Alaquàs y me encantaba. Le pregunté la receta a Rosario, la camarera que tenían y ella me la explicó por encima y, aunque ha transcurrido ya algún tiempo, me puse manos a la obra y me llegó la inspiración y salió la receta tal cual la había probado allí. Mira, tuve suerte esta vez de que me saliera a la primera...

Espero que la probéis y os guste. Es muy muy sencilla, como casi todas las que os presento en mi blog. Incluso, la "falsa bechamel" como la he llamado yo, es super rápida para aquell@s que no tengáis mucho tiempo para la cocina.
Dedico esta receta a tod@s los compañer@s que algún día probaron este plato conmigo en el citado restaurante y pasamos buenos ratos comiendo. Espero vuestros comentarios, tanto de los que os estrenáis con la receta como los que la probásteis algún día conmigo, para ver qué os parece.Besos...

INGREDIENTES:

1 bolsa de filetes de merluza sin piel (600 gramos)
1 brick tomate frito
Espinacas congeladas (200 gramos)

“Falsa” bechamel:
1 taza de leche semidesnatada
4 quesitos tipo El Caserío
Una pizca de pimienta negra

PREPARACIÓN:

Descongelamos los filetes de merluza y la espinaca.
Con papel absorbente, secamos bien la merluza. La salamos un poco y reservamos.
La espinaca, la escurrimos bien, para que luego durante su cocción en el horno, no suelte agua.
Ponemos al fuego un cazo con la leche y, cuando ésta comience a hervir, añadimos los quesitos y espolvoreamos con una pizca de sal y de pimienta negra molida y no dejamos de remover deshaciendo con cuidado los quesitos, hasta que se forme una especie de bechamel.
En una fuente para el horno, pondremos de base la espinaca bien trituradita. Encima colocaremos los filetes de merluza y echaremos la “bechamel” por encima, cubriendo toda la merluza.
Colocamos la fuente en el horno, ya precalentado, unos 8-10 minutos a 180º-190º.
Transcurrido ese tiempo, la sacamos del horno y servimos en platos cuya base habremos llenado de una fina capa de tomate frito.
Se sirve caliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu visita y dedicarme unas palabras...

Imprimir