Galletas Shorbread en el País de las Maravillas...


¿Alguien ha estado alguna vez en el País de las Maravillas? Pues hasta ese País se fue Alicia un día de verano, cuando se encontraba leyendo un libro en compañía de su hermana mayor a la sombra de un frondoso árbol a la orilla de un río.

De pronto, vio pasar delante de ella a un conejito blanco que muy malhumorado, miraba un gran reloj que había sacado del bolsillo de su chaqueta.
-Llego tarde, Llego tarde, son ya las cinco y a las cinco y media tengo que estar, sé que no llego. Y siguió corriendo sin parar y hablando para sí mismo.
Alicia se quedó muy asombrada de lo que acababa de ver.
 -Qué cosa más extraña, un conejo que anda por ahí vestido con una chaqueta, mirando un reloj de bolsillo y diciendo que llega tarde...... ¿Dónde irá? –exclamó Alicia.
Iré tras él a ver hacia dónde se dirige que lleva tanta prisa. Y sin dudarlo ni un segundo, Alicia siguió al conejo blanco que, unos metros más allá, se había metido en un gran agujero dentro de un árbol.
-Se ha escondido en ese árbol, así que yo le sigo........no quiero perderme la fiesta a la que seguro se dirige el conejo. 
Dicho y hecho. Alicia se introdujo en el hueco del árbol, pero de pronto notó que caía al vacío. -¡Ay, que me caigo! Qué raro, estoy cayendo pero despacito, despacito, como flotando- exclamó.
Efectivamente, Alicia flotaba en su descenso como las hojas cuando en otoño se desprenden de los árboles lentamente, lentamente. Y así, fue a parar a una estancia llena de muebles parecida a un comedor de una casa cualquiera.
 -Ésta debe ser la casa del conejito blanco, pensó Alicia. Al posarse sobre el suelo, vio al conejo blanco que desaparecía por una puerta muy pequeñita.
-¡Oh, qué pena, soy demasiado grande para pasar por esa puerta.....! Voy a quedarme sin ver la fiesta. Y como Alicia se hallaba en el País de las Maravillas donde todo era posible, pensó en qué podía hacer para ser más pequeña y de repente se encontró una cajita con galletitas en las que estaba escrito: Cómeme, así que cogió unas cuantas y las metió en su bolsillo.
 Comió una y de repente… -¡Uy! Me estoy haciendo tan pequeñita como el conejito blanco, ahora podré ir tras él a través de la puerta pequeñita…

Así que eso hizo y al otro lado de la puerta se encontró con una gran fiesta que se había organizado en un jardín, pero allí no estaba el conejito blanco, así que ni corta ni perezosa comenzó a preguntar a todos los allí presentes si habían visto el conejito blanco, pero nadie lo había visto…
Pero Alicia, lejos de quedar derrotada en su intento, continuó con su búsqueda del conejito blanco y finalmente lo halló tras una ventana que había en una casita muy extraña en medio del bosque.
El conejito blanco andaba buscando sus guantes y le pidió a Alicia que se los encontrara porque llegaba tarde a una ceremonia…
 -¿Cómo son tus guantes? Si no me dices cómo son, no los podré encontrar, preguntó Alicia.
- ¿Cómo van a ser? Blancos ¿Cómo quieres que sean unos guantes de ceremonia?, dijo enfadado el conejito blanco.
Alicia entró en la casa a buscar los guantes y tuvo la suerte de encontrarlos enseguida.
-Aquí están, ¿Son éstos?
-Sí, sí, corre dámelos, veremos si llego. El conejillo tomó los guantes, y desapareció casi sin dejar rastro. Alicia no desistió y siguió caminando intentando seguir el rastro del conejito blanco, cuando se encontró con unos animales un tanto extraños que estaban celebrando una fiesta y le invitaron a quedarse.
De repente escuchó el sonido de unas trompetas que provenían de un desfile de cartas de poker y que anunciaban la llegada de alguien importante.
- ¿Quién será? Voy a ver… Y allí se volvió a encontrar con el conejito blanco.
- ¿Qué haces tú aquí? Ahora tendrás que jugar una partida de cartas con la reina de corazones y si ganas, te mandará cortar la cabeza, pero si nota que haces trampas para perder, te cortará la cabeza también. ¿Ves ahora porque no quería que vinieras?
 Alicia se echó a temblar y trató de esconderse detrás de una de las cartas, pero la reina la vio enseguida.
 -¡Eh, tú, niña, ven aquí! ¿Quién eres tú?
-Ehhh.....yo majestad.....yo soy Alicia.
-Pues bien Alicia, vamos a jugar una partida de cartas.
 Alicia asustada hizo todo lo posible por perder para no enojar a la reina, pero ésta que era muy astuta, se dio cuenta enseguida.
 -¿Qué haces niña, es que quieres perder, crees que soy tonta? Pues no te librarás de mi castigo por haber venido a mi país sin mi permiso.
-¡Soldados, prendedla!
Alicia muy asustada echó a correr perseguida por los soldados de la reina y, en ese preciso instante, se acordó de que aún le quedaban galletitas Shortbread con la palabra Cómeme, así que pensó:
-Comeré una de estas galletitas a ver si vuelvo a mi tamaño normal. Y tras el primer bocado, Alicia comenzó a crecer y crecer.......hasta recuperar su tamaño normal y entonces pudo escapar…
Entonces despertó…
 -¡Oh, pero si todo ha sido un sueño! Y se quedó un poco decepcionada por la gran aventura que creía haber vivido.
Entonces Alicia se quedó mirando a una cajita que había en su regazo, la abrió y encontró una galletita Shortbread en la que ponía Cómeme y sus ojos comenzaron a brillar de alegría mientras esbozaba una sonrisa…
Así que corriendo fue a contarle la aventura a su hermana mayor y se pusieron las dos a amasar galletitas Cómeme hasta llenar la caja entera…
Si os apetece también a vosotros elaborar algunas de estas galletitas, ahí os dejo con la receta, espero que la disfrutéis…
 
 INGREDIENTES:
 150 gr. harina
100 gr, mantequilla ligeramente salada, en cubitos a temperatura ambiente.
50 gr. azúcar moreno
 Azúcar blanco para espolvorear.

PREPARACIÓN:
Precalentar el horno a 150º. En un recipiente mezclamos la harina con la mantequilla hasta que consigamos una mezcla harinosa parecida al pan rallado. Añadimos entonces el azúcar y trabajamos la masa hasta que consigamos hacer una bola. Sobre un silpat o papel sulfurizado, aplanamos la bola con un rodillo hasta que la masa quede estirada, dándole forma circular.
 Entonces, se coloca sobre la bandeja del horno. Pinchamos toda la masa con ayudar de un tenedor y, con ayuda de un cortador de pizza por ejemplo, marcamos porciones iguales para que nos queden formas de triángulo.
Que darán la forma característica a estas galletas. Llevamos al horno, hasta que veamos que las galletitas adquieren un color pálido. Entonces, sacamos del horno y espolvoreamos con un poco de azúcar blanco por encima y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Con esta receta participo en el concurso Recetas de Cuento , que organiza Pyrex y espero que, tanto a ellos como a vosotros, os guste mi receta de cuento. Besos y feliz día a todos! Muchas gracias por vuestros comentarios.
 

34 comentarios:

  1. Muy buena la receta y el cuento.
    Quería participar, pero no se me ha ocurrido nada, es que con tanta calor cuesta concentrarse.
    Suerte en el concurso!
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que andamos justas de tiempo y ya con ganas de tomar un merecido descanso en el blog....muchas gracias guapa me alegra que te guste. besitosssss

      Eliminar
  2. Yo si que me las comería, jeje!!!!
    Gracias, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues venga, trae el café y yo pongo las galletas ajaj. besetssss

      Eliminar
  3. tengo que hacerlas,me ha encanto la historia ejje,gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Toñi, anímate a hacerlas son muy ricas y fáciles..besitos guapa

      Eliminar
  4. Que iniciativa más chuli. Te ha quedado muy bien el shortbread. A mí me encanta, crujientillo y con ese sabor a mantequilla... mmmm... Qué rico. Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado este entrada. Todo está muy bien.
    Un besote muy fuerte,
    Mar

    ResponderEliminar
  6. ¡Ummmm!.
    Que buenas estas galleticas!.
    Me encanta el mundo de la fantasia y el cuento es estupendo.
    Fantasía y cocina. ¡Que perfecta unión!.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  7. Tú sí que eres una maravilla, hija ademas de cocinar bien escribes que da gusto, este es uno de mis cuentos favoritos de pequeña, un mundo de ilusión y fantasía que de vez en cuando vienen muy bien y si además van acompañados con galleticas como esta ni te cuento...un besote :-)

    ResponderEliminar
  8. Tanto la receta como el cuento son deliciosos. Difícil lo tienen los otros participantes en el sorteo porque eres una gran rival. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar, muchas gracias guapa me alegra que te guste, me vas a sacar los colores ajaj...besitos y feliz día!

      Eliminar
  9. Que bonnito el cuento me ha encantado y me he quedado con ganas de leer más y las galletas se ven muy ricas,suerte en el concurso, una inciativa muy bonita.besos.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan las galletas y el cuento me ha encantado creo que ganaras bueno yo te daba por ganadora ya..
    Tienes un premio en mi blog de agradecimiento por vuestros comentarios y lo geniales que sois conmigo solo tengo agradecimientos para todos
    http://eltoquedebelen.blogspot.com.es/2013/07/cupcakes-mariposa-premios-y-vacaciones.html
    !!!! besinos !!!!
    El toque de belen

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado el cuento y las galletas, espero que tengas mucha suerte en el concurso, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  12. Un bonito cuento y unas ricas galleta espero que ganes, las dos me ha encantado besos

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado eres una autentica narradora, suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  14. Yo ando desconectada de todos los concursos, a ver si ya me pongo al día que esto no puede ser. Las galletas las probaré. Un besazo.

    ResponderEliminar
  15. Una receta estupenda, estas galletas son todo un lujo y faciles de preparar, te han quedado estupendas, suerte en el concurso
    besos

    ResponderEliminar
  16. Unas galletas de cuento Mª jesús!!Besos

    ResponderEliminar
  17. Me ha encantado tu cuento y también tu recetta, espero que tengas mucha suerte, ¡es precioso!. Besos

    ResponderEliminar
  18. Que bonito el cuento me encanta como todos los de esa época, las galletas divinas que pintaza y que fáciles, suerte amiga.
    un besazoo

    ResponderEliminar
  19. Muuuchas gracias a todas, caray qué alegría me ha dado leer vuestros comentarios y los e-mails, me alegra de verdad que os haya gustado y os lo agradezco de verdad...besitos y feliz díaaaaa!

    ResponderEliminar
  20. QUE SORPRESA DE CUENTO, TRNSPORTARNOS A ESA LINDA FANTASIA DE EL PAIS DE LAS MARAVILLAS, HE SENTIDO MUCHA ILUSION LEERTE, Y ESAS GALLETAS ESTAN BUENISIMAS, GRACIAS POR TAN EXQUISITO BOCADO Y MUCHA SUERTE QUE TU SI QUE VALES, BESOS, ALICIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que a ti te ha gustado ejje te viene que ni pintado ajaj...besitos guapa y gracias de nuevo!

      Eliminar
  21. La receta es muy buena, no he probado nunca esta galletas.
    El cuento no me agrada mucho, siempre me ha puesto un poco nerviosa, no se porque.

    ResponderEliminar
  22. Que receta tan sencilla y a la vez que rica.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. que bonita entrada, y las galletas deliciosas! besos

    ResponderEliminar
  24. Qué hay guapísima me has dejado anonadada con tu entrada y el fragmento del cuento, que es además de mi favoritos, las galletas tienen mucho encanto también y son riquísimas, nunca había conseguido la receta porque además son de origen inglés, así que me ha alegrado mucho ver que las has puesto. Te deseo de todo corazón que ganes porque bien te lo mereces.
    Un besazo muy grande para ti y los tuyos, Feliz Verano!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y dedicarme unas palabras...

Imprimir