Bizcohitos de calabaza con toque de canela y jengibre




Es época de calabazas, qué ricas están asadas al horno, en guisos, en crema y cómo no también en repostería, porque aporta jugosidad a los bizcochos pero no notas el sabor si no te lo dicen, sobre todo para quienes son reacios a probarla creyendo que se va a notar mucho la presencia de este ingrediente.

A veces suelo preparar coca de calabaza, pero en esta ocasión he aprovechado un molde de silicona modelo Charlotte  que me ha enviado muy amablemente Silikomart para hacer unos mini bizcochitos con una forma muy original y he pensado estrenarlo para la ocasión. 
Más abajo os enseño el molde, que por si no lo conocéis os diré que está fabricado con silicona de platino y pasa por un proceso de fabricación bajo los más estrictos controles sanitarios. 
Se pueden utilizar para congelar y también se pueden llevar directamente del congelador al horno, aguantan hasta 230ºC de temperatura. 
Este molde viene con un Safe ring, un anillo que se coloca en el molde y le proporciona una perfecta estabilidad a éste, ideal para transportarlo al horno sin que se nos derrame la mezcla.

INGREDIENTES:

300 gramos de calabaza (pelada y sin pepitas)
4 huevos L
300 gramos de harina
200 gramos de azúcar
75 gramos de aceite de oliva suave
1 sobre de levadura química
1/2 cucharadita de jengibre
1 cucharadita de canela
Azúcar glass para decorar

PREPARACIÓN:

Yo he utilizado calabaza que venden en el supermercado envasada al vacío, ya pelada y sin pepitas, es más cómoda. 
La he rallado con ayuda del robot de cocina y la reservo. No se cuece ni se calienta en el microondas, se incorpora cruda a la mezcla.

En el bowl de la batidora amasadora, echamos los huevos junto con el azúcar y batimos bien hasta que quede una mezcla blanquecina.
Añadimos el aceite de oliva y a continuación la harina tamizada y mezclada con la levadura. Por último, añadimos la calabaza rallada.
Vertemos la mezcla sobre el molde de silicona, yo utilizo una cuchara de helado para rellenar las caviades. No llenéis hasta arriba para que no nos suba mucho el bizcocho o luego tendremos que recortarlo para poder colocarlo en la fuente. 
Colocamos el molde sobre la bandeja del horno, ya precalentado, durante 30 minutos, a 180º C.
Cuando hayan enfriado un poco desmoldamos, con este molde se hace muy fácilmente.

Decoramos con un poco de  azúcar glass, no le hace falta más...


Quiero dar las gracias a Silikomart por confiar en mi para probar sus productos.

Besos y feliz día a tod@s! Muchas gracias por vuestros comentarios!

12 comentarios:

  1. Te han quedado maravillosos!! individuales los hace más atractivos si cabe, conesa forma tan bonita a pares me los comería,fabulosos seguro....Bess

    ResponderEliminar
  2. Con la calabaza quedan unos bizcochos muy jugosos y ricos. Con estos moldes te han quedado muy bonitos.
    En Valencia se hacen muchos dulces con la calabaza.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Son sencillos y tienen una pinta deliciosas, además la calabaza los deja suaves y esponjosos!
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Qué ricos deben de estar con el toque de jengibre!
    Un saludo de las chicas de Cocinando con las chachas

    ResponderEliminar
  5. Cuando los moldes de silicona son de calidad se nota en el resultado. Imagino los bizcochitos, además de con mucho sabor, con unos aromas estupendos

    Abrazos y que tengas una buena semana

    ResponderEliminar
  6. Guauuuuu!! Qué ricos tienen que estar!!
    Me parece muy buena idea el Safe Ring de @silikomart1
    Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  7. Hola MJesus, te he conocido a traves de MJosé, ya me tienes de seguidora, me gusta tu blog
    y estos bizcochos de calabaza me vienen de cine, me han regalado una muy grande y estoy haciendo muchas recetas, ya te contaré, bsssss.

    ResponderEliminar
  8. Con tu permiso me llevo uno para mañana merendar ....
    Un petonet

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola María Jesús!! ¡¡Y tanto que tus recetas tienen magia!!. Me gusta mucho cocinar dulces con calabaza, los bizcochos quedan super jugosos y muy húmedos. El modelo del molde es fantástico para estos bizcochos. Y lo que me ha encantado es que para hacerlos se usa la calabaza cruda. ¡¡Todo un ahorro de tiempo!! Ya no me voy a perder más tus mágicas recetas, pues me quedo como seguidora. Besitos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y dedicarme unas palabras...

Imprimir