Canelones de carne picada y paté trufado



Hoy vengo con otra receta típica en mi casa: los canelones. El otro día estuve echando un vistazo en mi blog y me di cuenta de que solo tenía una receta publicada de canelones, además desde hace bastantes años.

Así que por eso no quería esperar más tiempo para compartir con vosotr@s este sencillo plato de pasta que al menos en mi casa gusta mucho y si preparáis mucha cantidad los podéis congelar cuando los tengáis preparados para hornear, los ponéis en tuppers o envases aptos para miroondas y horno y los sacáis cuando os apetezca comerlos y listos....unos riquísimos canelones caseros.


Uno de los pasos fundamentales en la elaboración de los canelones o la lasaña, es sin duda, la salsa bechamel y es cierto que conozco a mucha gente que me comenta que no le sale bien, con grumos, con mucho sabor a harina, etc...
Pues bien, yo os voy a explicar cómo la preparo yo, tal y como aprendí en un curso de cocina, y desde entonces me queda perfecta. Si la hacéis tal y como os la explico os quedará estupenda, ya lo veréis.
Sin más, os dejo esta sencilla receta, que espero podáis poner en práctica pronto.

INGREDIENTES (para 16 canelones):

1 cebolla pequeña picada
250 grs. carne picada (yo de cerdo)
Sal
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
Pimienta molida
2 cucharadas soperas del paté que más os guste (yo Paté trufado)

PREPARACIÓN:

En un recipiente amplio con agua bien caliente (pero no hirviendo) ponemos a remojo las láminas para los canelones. También podéis utilizar las que hay que hervirlas, pero éstas que utilizo yo son más prácticas, porque en 15-20 minutos ya están blandas para poder utilizarse.
Entretanto picamos la cebolla y la sofreímos con un poco de aceite. A continuación, añadimos la carne picada salpimentada y rehogamos bien. Añadimos justo al final, el paté, al gusto, yo he utilizado un paté trufado que me han regalado y el sabor que le da es riquísimo, pero cualquier paté que os guste también le dará muy buen sabor.
Retiramos del fuego dejamos enfriar un poco.

Cuando las placas ya estén blandas las sacamos y las colocamos encima de papel de cocina, para quitarles el agua sobrante. Normalmente se colocan sobre una fuente de horno previamente untada con aceite, pero yo prefiero utilizar un par de fuentes aptas para horno y colocar en el fondo un par de cucharadas de salsa de tomate frito y encima ya coloco los canelones, quedan muy ricos con el sabor del tomate.
Rellenamos la mezcla anterior en una manga pastelera y se van colocando montoncitos sobre un extremo del canelón y lo vamos  enrollando. Mientras, preparamos la bechamel.

Para hacer la bechamel:

En esta receta preparamos la bechamel con cantidades para 1/2 litro de leche, que será cantidad suficiente para los 16 canelones. 

1/2 litro de leche, nuez moscada, una pizca de sal, pimienta negra, 40 gr. de mantequilla y 40 gr. de harina (siempre la misma cantidad de harina que de mantequilla).

Se pone al fuego en un cazo la mantequilla, se le añade la harina y se rehoga. Se hace una pasta. Se retira del fuego (este paso es fundamental para que no salgan grumos) y se echa la leche caliente poco a poco con un cazo hasta que la absorba la mezcla. 
Cuando está toda la mezcla deshecha, se pone de nuevo al fuego y se va espesando poco a poco, sin dejar de remover. Cuando ya está la mezcla espesa y homogénea, se rectifica de sal y se vierte por encima de los canelones, previamente enrollados. Rallamos un poco de queso Emmental (este queso funde muy bien y es económico). Ponemos el recipiente en el horno previamente precalentado a 200ºC, durante unos 15 minutos. Después gratinamos otros minutos más hasta que quede el queso un poco doradito. Y ya están listos para servir, bien calientes.



Espero que os hayan gustado, buen provecho!


Besos y feliz día a tod@s! Muchas gracias por vuestros comentarios!

12 comentarios:

  1. Buena receta Maria Jesus. Pues a mi la bechamel no me salía y siempre la compraba en bote o simplemente la evitaba, pero la final me decidi por la thermomix, y mira que la tengo hace años, pero nunca la hacia en la maquina.
    Ahora soy la reina de la bechamel jaaaaaaaa, hago croquetas, salseo los canelones, bueno .. en casa alucinan jaaaaa.
    A mano nunca pero me quedo con tus truqis que igual me animo.
    Es un gran plato los canelones, en casa les encantan, no se si te pasa pero siempre son pocos.
    Maria Jesus, que poco tiempo para poder ver tus magnificas recetas ¡¡¡.
    Un besazo desde Almeria

    ResponderEliminar
  2. A mi me encantan los canelones y asi con el pate han de estar divinos.

    ResponderEliminar
  3. Uffff, no debería porque estoy a dieta, pero uno me comería ... jajaja.
    Un petonet

    ResponderEliminar
  4. qué buenos son los canelones, un plato sensacional, y aunque da su trabajillo bien merece la pena

    ResponderEliminar
  5. Qué pinta más rica tienen y di que si, lo mejor es hacer muchos de una sola vez para luego congelarlos y tener para otras ocasiones, que vienen muy bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Receta que me sabe a domingo. Qué buenos siempre.
    Feliz finde, besos

    ResponderEliminar
  7. Como me gustan los canelones y el queso Emental es muy rico para fundir.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Ummmmmmmmmmm que pinta madreeeeeeeee que pena no poder meter la mano y dar cuenta de ellos seguro estaban de rexupete.
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

    ResponderEliminar
  9. Una combinacion que triunfas siempre, me gustan mucho los canelones y estos tuyos geniales.
    Buena semana

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué ricos! Me encantan los canalons de mil maneras y esta versión tuya ahora mismo con un cafecito no le pondría mala cara :o)
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  11. A veces ocurre que las recetas que más hacemos son las que luego faltan en el blog

    Hoy en casa comeremos canelones, pero no llevan paté trufado, así que no estarán tan buenos como los tuyos...

    Abrazos y buena semana!!!

    ResponderEliminar
  12. Que ricura de canelones,con ese toque de paté trufado deben de saber a gloria...y de postre una ,o dos, o tres de esas ricas filloas tuyas...ummmmm.
    Un besazo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y dedicarme unas palabras...

Imprimir