Tarta de piña y nata (sin horno)



Hoy os traigo otra receta dulce, pero no os preocupéis que la próxima es salada :-). Es que tenía en mente preparar una tarta fría, sin tener que encender el horno, que llevase como ingrediente principal fruta y sin muchas calorías...
Así que probando combinación de ingredientes y modificando medidas y cantidades...aquí está como resultado esta tarta.

La llevé para tomar como postre con la familia y les ha gustado mucho, lo cual me alegra un montón porque es la primera vez que la preparo y no sabía si iba a gustar...


INGREDIENTES:

2 latas de piña en su jugo (280 gramos u 8 rodajas)
200 ml de nata para montar
160 ml de jugo de piña
1 sobre de gelatina en polvo (neutra o de piña)
Bizcochos de soletilla o sobaos

PREPARACIÓN:

Sobre la base de un molde desmoldable, colocamos bien repartidos unos bizcochos de soletilla, o si lo preferís sobaos.
Con ayuda de un colador, escurrimos bien las rodajas de piña y el caldo lo añadimos a un cazo y reservamos.
Trituramos las rodajas de piña y reservamos también.
Ahora montamos la nata, pero no del todo. Eso sí, que esté el  brick bien frío para que monte mejor. Yo no lo he añadido azúcar, así queda bien para mi gusto, pero si sois muy golosos podéis añadir al gusto.
Ponemos a calentar el cazo con el jugo de piña y cuando empiece a hervir, añadimos el sobre de gelatina en polvo y damos vueltas hasta que se diluya por completo y apagamos el fuego. Dejamos que enfríe unos 3 minutos (más no porque empezaría a espesar y no es lo que queremos).
En un bowl grande añadimos la piña triturada, agregamos la gelatina y, por último, la nata semimontada, removiendo con una espátula y con cuidado para que no se baje la nata.
Cuando tengamos la mezcla ya homogénea, vertemos sobre el molde que teníamos preparado  con los bizcochos de soletilla o sobaos y aplanamos la superficie para que quede lisa.
Llevamos a la nevera y dejamos que enfríe por completo antes de desmoldar.



Si la preparáis por la mañana, la podréis comer por la tarde.
También se puede congelar y sacar una hora antes de tomarla.

Yo la he decorado con virutas de chocolate.   

Para realizar esta tarta me he fijado en la receta de Velocidad cuchara, aunque yo he puesto mis propias medidas adaptándolas a mi molde de 20 cm.

Besos y feliz día a tod@s! Muchas gracias por vuestros comentarios!

9 comentarios:

  1. Tiene una pinta deliciosa.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho como te ha quedado esta tarta improvisada, además poco dulce como me gustan a mi los postres.
    La veo perfecta para el verano cuando no quieres encender el horno!
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Palmira muchas gracias, es ideal para no poner el horno...bsts

      Eliminar
  3. Qué rico sabor con la piña, un postre para hacerte la ola.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, a mi la piña me encanta jeje..bsts

      Eliminar
  4. Que rica que tiene que estar. Yo he probado una tarta de piña con más capas y cubierta de nata que está deliciosa. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es cierto, se puede hacer con más capas y seguro que queda riquisima y más contundente jeje..bsts

      Eliminar
  5. Hola a todos, me alegra un montón que os haya gustado esta tarta, pues es super sencilla y se hace en un momento como véis.
    Feliz día bsts!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y dedicarme unas palabras...

Imprimir