Cupcakes de chocolate con buttercream de vainilla


La verdad es que no apetece mucho encender el horno con este calor, pero le prometí a una amiga que le iba a preparar algo dulce para sorprenderla y me dije: ¿por qué no unos cupcakes? Así que miré la despensa y la nevera y vi que tenía todos los ingredientes.
Los preparé cuando llegué del trabajo y ese mismo día se los llevé recién horneados.Os dejo la receta para que los probéis y ya me diréis si ha merecido la pena pasar un poco de calor horneándolos...



INGREDIENTES BIZCOCHO:

100 gramos de harina
20 gramos de cacao en polvo
140 gramos de azúcar blanco
1 ½ cucharaditas de levadura en polvo
Una pizca de sal
40 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
120 ml de leche semidesnatada sin lactosa Únicla
1 huevo tamaño L
¼ cucharadita de extracto de vainilla


PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 170ºC.

En el vaso de la amasadora echamos la harina tamizada, el cacao en polvo, el azúcar, la levadura, la sal y la mantequilla.

Batimos todo a velocidad baja hasta que la mezcla esté uniforme y tenga una consistencia granulosa. En otro recipiente, batimos la leche, el huevo y el extracto de vainilla. Vertemos esta mezcla sobre la anterior, primero la mitad batiendo a velocidad baja y terminaremos añadiendo el resto y subimos la velocidad, así evitaremos que nos queden grumos.

Repartimos la mezcla en las cápsulas de cupcakes. Yo he utilizado una manga pastelera y se reparte muy bien, probad si queréis así a ver qué os parece.

Llenaremos 2/3 de las cápsulas y las horneamos durante unos 20 minutos. Los dejamos enfriar en una rejilla metálica.

Cuando estén completamente fríos, los decoramos con ayuda de la manga pastelera y la boquilla que más os guste.

INGREDIENTES DEL BUTTERCREAM (para 12 cupcakes):

200 gramos de azúcar glass
100 gramos de mantequilla
1 cucharadita de extracto de vainilla
Colorante en pasta para la decoración

PREPARACIÓN:

En el bowl de la batidora amasadora con el accesorio de la pala, pondremos  la mantequilla a temperatura ambiente y la batimos bien hasta que quede cremosa. Añadimos la vainilla  y por último el azúcar glass. Batimos a velocidad media baja, hasta que estén todos los ingredientes bien incorporados y nos quede un glaseado esponjoso y ligero. Cuanto más se bata mejor quedará.
Repartimos porciones de la mezcla en distintos bowles para añadir una pizca de colorante a cada una y decorar después con la manga pastelera y boquilla elegidas.


Espero que estos cupcakes hayan gustado a quien se los he regalado y le hayan endulzado un poco el día :-).

Besos y feliz día a tod@s! Muchas gracias por vuestros comentarios!

7 comentarios:

  1. Pues seguro que tu amiga quedó encantada con estos cupcakes, yo desde luego, primero te comería a ti a besines por el detalle, pero luego los atacaría sin piedad jejejeje

    Besiness

    ResponderEliminar
  2. Y tanto que vale la pena con el resultado de estos cupcakes tan ricos y bonitos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Seguro sorprendiste a tu amiga y que quedó encantada con estos estupendos y deliciosos cupcakes y claro que merece la pena encender el horno,con ese resultado tan estupendo,besos

    ResponderEliminar
  4. Aunque haya que pensárselo para encender el horno, viendo el resultado creo que merece la pena pasar un poco de calor, te han quedado muy bonitos y seguro que a tu amiga le encantaron.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Qué preciosidad, son tan bonitos que daría pena comerlos, pero seguro que son deliciosos!!!un beso

    ResponderEliminar
  6. Pues te han quedado geniales Maria Jesus, es que apetece dulce a pesar del calor jeeeeeeee.
    Bsss desde Almeria

    ResponderEliminar
  7. Te han quedado preciosos y además se ven muy ricos.
    Saludos
    Olguis.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y dedicarme unas palabras...

Imprimir