Tarta mousse de piña con base de galleta chocolateada


Esta tarta es una de las que he preparado para celebrar mi cumpleaños. Me daba mucha pereza encender el horno, así que me decidí por una tarta rápida, sencilla y muy fresquita.
Pensaba que no iba a gustar mucho porque en mi familia, siempre es tradición en los aniversarios comer la tarta típica de bizcocho rellena al gusto, pero esta vez quise cambiar y fue todo un acierto.
Así que os animo a que la preparéis y espero que os guste tanto como a mí.

INGREDIENTES (molde 15 cm)

Para la base de la tarta:

75 g de galletas tipo Digestive 
1 cucharada sopera de cacao
50 g de mantequilla (derretida previamente)

Para la mousse de piña:

Jugo de 1 lata pequeña de rodajas de piña
200 ml de nata para montar 
1 yogur natural (sin azúcar)
100 g de azúcar blanco
4 hojas de gelatina neutra

Para la cobertura de la tarta:

3 rodajas de piña trituradas (ó 100 gramos de mermelada de piña)
3 cucharadas soperas de agua
1 hoja de gelatina neutra


PREPARACIÓN:

En un recipiente apto para microondas ponemos a derretir la mantequilla unos segundos.  Entretanto
trituramos las galletas junto con el cacao en una picadora y cuando esté bien mezclado, agregamos la mantequilla para que se integre bien.
Con esta mezcla, formamos la base de la tarta repartiéndola bien y la dejamos en la nevera a enfriar para que coja consistencia. Entretanto nos ponemos a preparar la mousse.

Para ello, ponemos la gelatina en un cuenco con agua para hidratarla. En un cazo calentamos el jugo de la lata pequeña de piña y añadimos la gelatina hidratada y escurrida. Mezclamos bien con unas varillas y retiramos del fuego en cuanto comience a hervir. Reservamos.

En la batidora-amasadora, montamos la nata bien fría y reservamos. 
En un cuenco amplio batimos el yogur junto con el azúcar y cuando esté todo bien mezclado, agregamos la nata montada y mezclamos con una espátula y movimientos envolventes para que no se baje ésta. Por último, agregamos el zumo de piña ya templado y mezclamos con mucho cuidado con el resto de ingredientes.

Vertemos la mousse en el molde que teníamos reservado en la nevera y dejamos enfriar.


Preparamos ahora la cobertura de la tarta. Ponemos a hidratar la gelatina en un recipiente con agua.

Calentamos en un cazo las rodajas de piña ya trituradas y añadimos la gelatina hidratada y escurrida. Removemos con unas varillas y retiramos del fuego cuando comience a hervir. 
Dejamos que temple un poco y repartimos por encima de la tarta que tenemos enfriando en la nevera.

En unas 4 horas tenéis esta tarta lista para comer, pero a mí me gusta más prepararla por la noche por ejemplo y comerla al día siguiente.

El desmoldado de esta tarta es perfecto con el molde de Lékué que he utilizado. Por cierto, os invito a que echéis un vistazo a su blog, os van a encantar sus propuestas.


Espero que os animéis a probarla y me digáis qué os parece :-)


Besos y feliz día a tod@s! Muchas gracias por vuestros comentarios!

7 comentarios:

  1. Ti è venuta benissimo questa torta!
    Un abbraccio e buona giornata

    ResponderEliminar
  2. Ante todo Feliz Cumpleaños. No me extraña que la tarta fuera un éxito pues tiene una pinta fantástica.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. En los cumpleaños veraniegos estas son las tartas que más me gustan, yo también me suelo hacer la mía tipo mousse.
    Ya me imagino lo rica y refrescante que tiene que estar con la piña.Eso si que es celebrar bien el cumple.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Muchas felicidades !!! y una tarta muy rica para celebrarlo.
    besos,

    ResponderEliminar
  5. En primer lugar felicidades!!! Y que mejor que celebrarlo que una tarta tan fresquita y rica.
    Besoss

    ResponderEliminar
  6. Felicidades!! todo un acierto la tarta de piña ,muy buena
    bss

    ResponderEliminar
  7. Una buena tarta , deliciosa y refrescante para este tiempo tan veraniego. Me encantaría probar, sin duda alguna!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita y dedicarme unas palabras...

Imprimir