Brioche de yogur (super esponjoso)



He preparado brioches de muchas formas, añadiendo distintos ingredientes cada vez para darle un toque y sabor distinto, pero nunca había probado uno como éste que os presento hoy.
Desde que lo vi en el blog de Cocina sin problemas, quien a su vez lo había visto en el de Sylvain Vernay, sabía que no iba a tardar en prepararlo. Y dicho y hecho, al día siguiente me puse con él.
Muchas gracias por compartir esta receta porque la tengo guardada en favoritos con doble estrella ejej. Os dejo la la receta y también el enlace del vídeo que he preparado para explicarlo brevemente.


INGREDIENTES:

350 gramos harina de fuerza
100 gramos harina de trigo
150 ml agua tibia
12 gramos de levadura fresca
5 gramos de levadura química
80 gramos de yogur natural (sin azúcar)
70 gramos de azúcar 
70 ml de aceite de girasol
1 huevo L
Una pizca de sal
Ralladura de 1 naranja (o de limón)

PREPARACIÓN:

Podéis amasar los ingredientes a mano, pero yo he utilizado mi  nueva Panificadora Princess y facilita mucho el trabajo, pues he elegido el programa de Dough que es para amasar y levar la masa y ha quedado más que perfecto:-)
Como siempre, sacamos la cubeta de la Panificadora con la pala mezcladora incorporada y la engrasamos un poco para desmoldar mejor. Yo utilizo un spray desmoldante que podéis comprar en cualquier tienda de artículos de repostería, por internet, etc... no es caro y dura años...

Aquí os dejo el vídeo con todo el proceso de la preparación.

En la cubeta añadimos primero los ingredientes líquidos: el agua tibia con la levadura fresca ya disuelta. A continuación, el huevo, la pizca de sal, azúcar, yogur, ralladura de naranja y aceite de girasol.

Por último, añadimos las dos harinas mezcladas y tamizadas junto con la levadura química.

Tapamos la máquina, la enchufamos y seleccionamos el programa de MASA (DOUGH), que amasa y hace los levados hasta que queda así cuando finaliza el programa:


La masa queda un poco pegajosa pero es normal, es como tiene que quedar. No añadáis más harina. Pero mi consejo es que os engraséis las manos con un poquito de aceite para sacar la masa de la cubeta y desgasificarla en el banco de la cocina. La pesáis y esa cantidad la dividís en el número de bolas que queréis hacer. Mi masa pesaba unos 860 gramos e hice 10 bolas de 86 gramos cada una. Podéis hacer menos porciones, como queráis.

Una vez le damos forma a las porciones, las colocamos sobre el molde o recipiente que elijamos para hornear y tiene que duplicar el tamaño aproximadamente.

Truco: Pongo el horno al mínimo y cuando alcance la temperatura lo apagamos e introducimos los moldes para que hagan más rápido el levado. En una media hora listos.

Y ya sin sacarlos, pintamos por encima de la superficie con un pincel de silicona untado en leche con mucho cuidado y ponemos calor arriba y abajo a 200ºC durante unos 15 minutos hasta que queden doraditos.


Sacamos del horno y espolvoreamos con azúcar glass por encima. 
Quedan muy muy esponjosos y están ricos hasta templados.
Mirad el corte del brioche! Queda super esponjoso ¿verdad?


Si os sobran, antes de que enfríen mucho, los envolvéis en film y congeláis. Así sacáis en el momento de comerlos y estarán como recién hechos, os lo aseguro.

Espero que os animéis a prepararlos y me contéis vuestra experiencia :-)
Besos y feliz día a tod@s! Muchas gracias por vuestros comentarios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu visita y dedicarme unas palabras...

Imprimir