Summer Cake


Definitivamente, ésta es mi tarta del verano o "Summer Cake" como la he llamado. Es una tarta sencilla, con sólo tres ingredientes, que estoy segura que tenéis ahora mismo en vuestra despensa o nevera y el resultado no puede ser mejor, os lo aseguro, hacedla y me contáis qué os parece-
Es fruto de una improvisación, tenía dos amigos que venían a casa a comer y quería preparar un postre fresquito (con este calor ni se me ocurre encender el horno) y a la vez diferente a cualquiera de los que he preparado en otras ocasiones.
Así que antes de ir a la compra, miré en la nevera y tenía nata para montar y leche condensada. Siempre suelo tener de estos dos ingredientes. Y necesitaba bizcochos o galletas para darle algo de textura y, justamente, tenía un paquete por abrir de galletas napolitanas, unas de mis preferidas, así que enseguida lo vi, una tarta helada de nata, leche condensada y galletas. La decoración vendría después...



INGREDIENTES:

400 ml de nata para montar (35% materia grasa)
300 ml de leche condensada 
Galletas napolitanas (galletas de canela)
1 cucharadita de aroma de naranja (yo de Dr. Oetcker)
Molde desmoldable rectangular 
Un bowl con leche
Virutas de chocolate para decorar

PREPARACIÓN:

El utensilio fundamental aquí es el molde que he utilizado, es uno de silicona rectangular de Lacor que adquirí en mi tienda de confianza Gran Menaje Valencia, ideal para desmoldar este tipo de tartas y servir en la propia base porcelánica que va en el molde.


Ponemos a remojar las galletas en el bowl con leche, sin que se queden muy blandas o se nos partirán, solo para que se empapen un poco. Las vamos colocando en horizontal a lo largo de la base del molde, en dos tiras, hasta completar todos los huecos.
En un bowl amplio, batimos la nata pero no del todo, que quede un poco suave no montada del todo, y añadimos el aroma de naranja y la leche condensada. Batimos todo hasta que nos quede una crema uniforme y que "tenga cuerpo".
Colocamos la mitad de la mezcla sobre las galletas cubriendo bien éstas.
A continuación, colocamos otras dos filas de galletas como antes y sobre éstas nuevamente el resto de la mezcla montada.
Alisamos con ayuda de una espátula la parte de arriba y tapamos con film. Llevamos al congelador hasta el momento de servir.


Cuando vayamos a sacarla para tomar, decoramos con unas virutas de chocolate. Yo he utilizado tres onzas de chocolate con leche para fundir y con ayuda de un rallador de cocina he formado las virutas.
Lista para comer :-) 
Ya veis qué bonita queda y el corte me encanta. Os prometo que les encantó a los invitados, estaba riquísima y es sencilla de preparar.
Espero que os animéis a prepararla y me contéis qué os parece. Puede ser vuestra tarta perfecta para este verano si tenéis alguna celebración!

Besos y feliz día a tod@s! Muchas gracias por vuestros comentarios!

2 comentarios:

  1. Tengo alguna cena todavía este verano y procuro preparar postres fresquitos y sin horno, éste me parece estupendo, con esos ingredientes debe quedar de lo más rico.
    Tomo nota. Te ha quedado divino
    Besosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Puri anímate a prepararlo y ya me cuentas 😏👌

      Eliminar

Muchas gracias por tu visita y dedicarme unas palabras...

Imprimir