Albóndigas de lentejas con salsa de verduritas


Buenos días! Hoy vengo con una receta vegetariana, que no he preparado yo en esta ocasión, sino mi hijo, que de vez en cuando se mete en cocinas y prepara cositas sencillas pero ricas como ésta. 
No saben a lentejas, así que las podéis comer pensando que son de carne porque tienen mucha textura, pero tienen la ventaja que pueden tomarlas vegetarianos o veganos, sin ningún problema. Tienen muchas propiedades, pues están preparadas tan solo con legumbres, verduras y un poco de pan rallado.
Podéis acompañarlas de la salsita que más os guste. Yo he utilizado una que preparo en la Cookeo para acompañar por ejemplo a las carrilleras de cerdo. Podéis prepararla en vuestra olla rápida también.

INGREDIENTES:

1 bote pequeño de lentejas cocidas
1 huevo tamaño L (ligeramente batido)
1/4 de cebolla picadito
1 cucharadita de ajo en polvo
1 cucharadita de cilantro picado
Sal y pimienta
2-3 cucharadas de pan rallado (os recomiendo con ajo y perejil)
Harina para rebozar

PREPARACIÓN:

En un bowl grande, introducimos las lentejas enjuagadas y escurridas, añadimos el huevo, la cebolla, las especias y, por último, el pan rallado que le dará también textura para formar nuestras albóndigas.
Una vez formadas éstas, las pasamos por una pizca de harina, quitando el exceso, y las freímos en aceite de oliva hasta que queden un poco doradita. Reservamos en una fuente con papel absorbente y ya las tenemos listas para tomar solas en un aperitivo con una brocheta, por ejemplo, o en la salsita que elijáis, yo os pongo la receta que he elegido para acompañarlas y está muy rica, os lo aseguro.

Salsa de verduritas:
Conectamos la Cookeo y echamos 2 cucharadas de aceite de oliva. Seleccionamos Cocina manual y Dorar. 
Sofreímos una zanahoria, previamente lavada, pelada y cortada en rodajas finas. Añadimos un puerro lavado y cortado en rodajas, le damos unas vueltas y añadimos 1 cucharada de salsa de tomate frito, 1 vasito de vino blanco (100 ml) y uno de agua o caldo de verduras (200 ml). Salpimentamos. 
Dejamos que se cocine durante 10 minutos. Sacamos y trituramos. Ya tenemos lista nuestra salsa para acompañar cualquier carne o, como en este caso, albóndigas vegetarianas.


Normalmente, pongo las albóndigas en una cazuela con la salsa ya triturada, y le doy un hervor antes de servir. En este caso os las he puesto por separado para que veáis la textura y cómo quedan las albóndigas, parecen de carne ¿verdad? Y, lo mejor de todo es que están deliciosas.

Besos y feliz día a tod@s! Muchas gracias por vuestros comentarios!

4 comentarios:

  1. Muy ricas y sanas. En casa las preparamos de forma parecida y nos encantan.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gustan aunque no soy vegetariana ni vegana. Es un modo de comer legumbres y verduras de manera más original . Un abrazo😊

      Eliminar

Muchas gracias por tu visita y dedicarme unas palabras...

Imprimir